9 de set. 2009

Se prohibe fumar en la calle, exceptuando en las fiestas patronales.

Ayer Esquerra Unida de Palma presento un documento en el que aboga por el derecho a disfrutar de la vía pública mientras se practica el botellón. El botellón se ha convertido en un problema cuando la gente ha dejado el civismo en casa. Yo, junto a much@s amig@s, he hecho botellón, intentando no molestar al vecindario y recogiendo posteriormente los residuos.

Bueno, a lo que vamos, ayer discutí con una serie de personas que están en contra del botellón. Tachaban a los jóvenes de guarros y despreocupados. Defendían la creación de nuevas leyes u ordenanzas para prohibir esta práctica. Les puso un paralelismo muy claro y se les quedó una cara a cuadros.

Les comenté porqué no se hacía una prohibición de fumar en la calle. La mayoría de fumadores/as tiran las colillas al suelo. A partir de ahora deberán fumar en unos sitios determinados, en las terrazas de bares y en las fiestas patronales como excepción. Acaso, ¿no estan creando desperdicios como los jóvenes del botellón? ¿No empeoran su estado de salud fumando, como los jóvenes bebiendo?

A todo esto y en ambos temas (como otros) ¿no bastaría con que los Ayuntamientos se lo tomaran un poquito más en serio y hicieran cumplir las ordenanzas de ruido y limpieza?

PSD: Estoy cansado de ver las campañas del Govern Balear dando recipientes a los fumadores que están en la playa para que no entierren sus colillas en la playa, por la misma regla de tres ¿cuándo me proporcionarán una bolsa para meter mis botellas de ron una vez acabadas?

Cap comentari: